Prologo Los Pueblos del Camino Contacto

sábado, 28 de febrero de 2009

Medio centenar de vizcaínos y meneses emprenden dos días de marcha para reivindicar una ruta jacobea con salida en Balmaseda


Medio centenar de vizcaínos y meneses rescataron ayer del «olvido» una antigua ruta jacobea que discurre por Las Encartaciones y el Valle de Mena. Este camino, considerado secundario desde el siglo XII, pasa por Bilbao, sigue la cuenca del río Cadagua y se dirige hacia tierras burgalesas. «Los primeros peregrinos que venían de Europa empezaron a recorrer este trazado en el siglo IX y lo siguieron haciendo trescientos años al no existir otra vía libre de sarracenos, «el nombre por el que los cristianos llamaban a los árabes», relata Adolfo Diego, organizador de esta iniciativa.

Sin embargo, «desde que inventaron el camino francés» -que parte desde St. Jean Pied de Port- desviaron la antigua ruta y abrieron una nueva desde Puente la Reina, en Navarra. «Alabaron las bondades de la nueva vía y desprestigiaron el antiguo trazado, metiendo miedo y hablando mal de sus gentes», explicó Diego, miembro de la Asociación del Camino de Santiago en Vizcaya.
A fin de «reivindicar, relanzar y dar continuidad» a este camino, unas cincuenta personas partieron ayer a primera hora de la mañana de la plaza San Severino de Balmaseda. Equipados con sus mochilas, botas y makilas, los peregrinos enfilaron hacia el puente de las Oleas, en el límite entre Vizcaya y Burgos. Al poco, siguiendo el río Romarín se encontraron con los primeros restos de calzadas romanas que atesora la ruta, entre las que destacan las de Gijano, Nava, Burceña e Irús.
Costilla y panceta
Sobre la una de la tarde alcanzaron Villasana, donde les esperaban unos guías para mostrarles el pueblo. Tras llegar a Siones, fin de la primera etapa, se trasladaron en coche a la ermita de San Bartolomé de los Montes, donde pudieron darse una ducha, eso sí, de agua fría. Después de asistir a la misa del peregrino, recuperaron fuerzas a base de costilla, panceta y morcilla, todo asado en parrilla de carbón vegetal. Hoy continuarán su periplo a partir de las 7.30 horas en Santecilla, camino de Irús. Desde allí volverán a San Bartolomé a degustar una sabrosa paella.
Los ayuntamientos de Balmaseda y Valle de Mena se han encargado de limpiar y adecentar toda la ruta de cara a la marcha. La edil de Cultura del Consistorio encartado, Lourdes de la Puente, acudió ayer a apoyar a los peregrinos antes de que iniciaran su recorrido, y aseguró que los responsables municipales están dispuestos a «colaborar» con esta asociación, con cuyos representantes mantendrá una reunión próximamente. «Vamos a estar ahí para ellos», subrayó.





El correodigital 07.09.08

0 comentarios:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More