Prologo Los Pueblos del Camino Contacto

martes, 19 de mayo de 2009

Desde Retortillo (Juliobriga) hasta Casasola( municipio de Valdeolea)



Hoy tenemos pensado iniciar el camino donde habíamos finalizado anteriormente, de Retortillo (Juliobriga) hasta Casasola en el valle de Valdeolea… Hemos salido de Bilbao a las 6,30 de la mañana, en Espinosa nos espera Adolfo para juntos ir hasta el inicio de recorrido.

Pasamos por Retortillo sobre las 9 de la mañana cruzado el Pueblo dirección Sur hacia la montaña, después de pasar el cementerio, vemos una pista al fondo a la derecha, es relativamente nueva para la entresaca de pinos, junto a ella el comienzo del camino original, una vez nos adentramos en el pinar a unos 300 metros vemos los carteles que nos indican la subida hacia la izquierda, dejamos la pista y por un sendero, que posiblemente en la antigüedad fuese una calzada, entre el arbolado en unos 10 minutos nos ponemos en el Collado de Peña Cutral, a unos 250 mtros de esta se localizan los campamentos de la Poza, se trata de dos recintos rectangulares superpuestos que fueron ocupados por los ejercitos romanos.

Aquí tenemos unas vistas espectaculares por un lado el pantano de Arija, debajo al fondo se divisa la Colegiata de San Pedro en Cervatos, enfrente tenemos Reinosa y detrás de ella las cumbre nevadas de Tres Mares, etc., también se divisa el Alto de la Barga, justo el comienzo del Valle de Valdeolea que debemos alcanzar después.

Iniciamos el descenso por un camino en perfectas condiciones, en unos 20 minutos, y tras pasar por el túnel que cruza las vías del tren, alcanzamos la carretera antigua a Palencia, giramos hacia la izquierda y en unos 100 metros entramos en la parte inferior de Cervatos.
Situado a unos cinco kilómetros al sur de Reinosa, puerta de entrada desde Castilla al valle de Campoo y años atrás paso obligado en las comunicaciones de la meseta con la costa cántabra.

Llama de inmediato la atención lo cuidado de las calles, con piedras colocadas de canto. En Cervatos hay un monumento emblemático, su Colegiata de San Pedro, toda una joya , cuya rotunda expresividad en materia erótico-sexual trasciende de la función instructiva y moralizante del arte románico, se halla situada en lo más alto de la pequeña población.

Antes de ser colegiata fue un monasterio fundado, según parece, por el conde Sancho de Castilla en el año 999. La iglesia actual conserva dos inscripciones en los sillares del muro sur, la más antigua, 1129, puede corresponder con la construcción de la nave, el ábside y la puerta. La segunda , situada a la derecha de la puerta, señala la consagración de la iglesia por el obispo Marín de Burgos en 1199, y coincidiría con la construcción de la torre.

Pero lo más singular son los canecillos, situados en la parte superior del ábside y sitos debajo del tejado. No son los típicos canecillos florales o simbólicos. Estos son eróticos.

El siguiente objetivo es llegar a Olea en municipio de Valdeolea, para llegar tenemos primero que ascender el Alto del Bardal con 1070 metros de altitud.

Salimos de Cervatos siguiendo la pista que cruza por encima de la autopista, este camino nos lleva directamente durante un kilómetro a tomar el sendero marcado que inicia la subida al alto, Nos introducimos en un bonito hayedo para ascender, en unos 15 minutos avistamos la carretera CA-284 que viene de Matamorosa, la cruzamos para seguir durante otros 200 metros hasta llegar al alto del Bardal, aquí descansamos en el interior del pequeño edificio, refugio de los usuarios de autobuses de línea, donde se divisa la Zona del Curavacas con las cumbres aun nevadas.

También vemos Valdeolea, Municipio incluido en la vieja Merindad de Campoo, que se extiende en la cuenca alta de las aguas del Camesa recogidas por las cumbres del Endino y Bardal y que irán a morir al Pisuerga, no lejos de Aguilar de Campoo, situado al sur de Campoo, a unos 900 metros de altitud. El valle se caracteriza por tener muchos caminos prácticamente llanos, así como numerosos yacimientos y restos arqueológicos, entre los que destacan los Menhires y los puentes y calzada romanos. Todo ello hace de este valle un lugar privilegiado para dar bonitos y cómodos paseos.

Volvemos a reiniciar el camino, una torre medieval en lo alto, domina todo el valle, a unos 50 metros, ya vemos el Pueblo de Olea, nosotros tomamos el sendero de la derecha, que a corta distancia y paralelo de la carretera nos lleva, pasando detrás de una vaquería hasta el Pueblo.

Olea se encuentra en un municipio que forma parte de la ruta del románico en Cantabria, a las puertas de Palencia, provincia con la que limita, merece especial atención la pequeña ermita románica de San Miguel, que fue declarada Monumento Nacional por el Real Decreto1.750/1979. En el interior de la ermita, que ha sido restaurada hace pocos años, podemos observar un bonito arco triunfal y un Cristo crucificado, en piedra, de piernas separadas, que destaca en el muro del ábside que da a la nave. También destaca la parroquia románica de Santa María de Olea, del siglo XII.


El día 8 de mayo se celebra San Miguel Arcángel patrón del pueblo de Olea, damos un paseo y nos metemos en La Tasca Camesa, un cálido rincón en el valle , encaramado en la ladera del monte Endino, permite observar una estupenda panorámica sobre todo el valle del rió Camesa, está abierto todos los días de 13.00 hs a 12.00hs. En temporada baja ( del 1 de Septiembre al 30 de Junio), está abierto los fines de semana (sábados y domingos), fiestas y puentes de 13.00 hs a 12.00 hs.

También dispone de 2 Casas Rurales y un local de alimentación- bar, al comienzo del pueblo en la carretera, en el que reponemos fuerzas.

Proseguimos en camino, pasando junto a la ermita románica de San Miguel, nuestro próximo destino es Casasola, después de caminar unos 2,5 kilómetros y poco antes de llegar al pueblo tenemos que cruzar el rió Camesa, ya desde época romana se tiene constancia del paso de la calzada romana que cruzaba el valle en dirección a Julióbriga, vestigios de su trazado los encontramos en el viejo puente sobre el río , de construcción romana y reformado en el siglo XVI para adaptarse a las necesidades de transito del camino real que por allí discurría.

El puente tiene dos arcos principales y otro secundario, pero la abundante vegetación existente los hace poco visibles lo que supone un claro impedimento para su correcta y completa apreciación.

Actualmente en Casasola se encuentras dos casas, una de ellas vivienda y la otra es un concurrido mesón en el que se puede degustar la rica gastronomía tradicional de la zona. el teléfono es 942745577

También es interesante realizar una ruta por Los Menhires de Valdeolea, 8 menhires descubiertos en el valle hasta la fecha. Se trata de un sendero de pequeño recorrido (PR-S 61) que, partiendo de Mataporquera, atraviesa el valle en busca de los majestuosos menhires permitiéndonos descubrir parajes de ensueño y rincones bucólicos

Esto es todo por hoy, el próximo día pese a que cuando uno dice ARRE.... el otro dice SO.... (Adolfo y Nani) llegaremos sin duda hasta Aguilar de Campoo, para celebrar el final del reconocimiento de nuestro primer tramo del Viejo Camino de Santiago entre Bilbao y Aguilar de Campoo, posiblemente lo celebremos con una buena comida regada con buen vino en el mesón de
Casasola.

2 comentarios:

Puedo decir que nunca he leído tanta información útil sobre Blogger: El camino de Santiago por la Montaña (El camino olvidado) - Publicar un comentario en la entrada. Quiero expresar mi gratitud a los webmaster de elcaminoolvidado.blogspot.com.

Estoy impresionado de leer una historia tan poderosa sobre Blogger: El camino de Santiago por la Montaña (El camino olvidado) - Publicar un comentario en la entrada. Voy a publicar un enlace en mi página de cupones de este blog. Volveré a leer más.

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More